El 29 de Mayo del 2010 se constituye mediante escritura pública la Asociación Religiosa Druida Fintan que meses más tarde obtendría de parte del Ministerio de Justicia de España, la inscripción en el Registro de Entidades Religiosas con el Número 2127-SG/A.

 

Dos años después de que Euentia fundara la Orden Druida Fintan conseguimos su legalización, lo cual suponía el reconocimiento tácito del Druidismo en nuestro país ya que una entidad practicante del mismo, era formalmente admitida en el Registro.

 

Ser la primera Orden Druida legalizada en el Estado Español es muy importante. Ser la primera Orden Druida legalizada no sirve para ‘sacar pecho’ poniéndolo en webs, blogs o foros. Ser la primera Orden Druida legalizada no sirve para establecer clasismos sentados desde nuestro Trono Oficial desde el que impartir licencias de buenos Druidas o malos Druidas.

 

Ser la primera Orden Druida legalizada comporta una tremenda RESPONSABILIDAD ya que nuestra actuación no nos compromete a nosotros, compromete la viabilidad de todo el DRUIDISMO presente y futuro. Tal como hagamos, tal se nos juzgará a nosotros y a los que vengan.

El Ministerio de Justicia del Estado Español nos ha legalizado, es cierto, pero aquí, en nuestro País, estos derechos de normalización nos los tenemos que ir ganando, día a día, administración tras administración, mediante un trabajo serio, decidido y a veces excluyente por inmenso; si queremos que en un día futuro nuestros descendientes puedan vivir su Religión como Religión, no como excentricidad.

 

Es por ello que nuestra prioridad como Asociación Religiosa Druida Fintan son nuestros Sacerdotes y nuestros Creyentes pero también 'in extenso' todos los creyentes Druídicos y evidentemente el Druidismo como Religión al cual no solo representamos sino que intentamos normalizar y fundamentar de cara al Futuro.

 

La Asociación Religiosa Druida Fintan es una Asociación  Religiosa dedicada a formar mediante Iniciación a futuros sacerdotes de nuestra Religión, o sea Druidas, y a procurar que cada credimaros (creyente) pueda vivir la misma de manera autónoma. Para ello se realizará la formación básica que permita a los creyentes, obtener los conocimientos esenciales de la fe ya que no debería ser necesario convertirse en sacerdote Druida, para poder vivir tu Religión como cualquier creyente de cualquier espiritualidad.

 

También es competencia de la Asociación Religiosa organizar las tareas de Servicio a la Tribu que así se nos requieran y que entren dentro de nuestro lógico ámbito espiritual y céltico.

 

Internamente, la Asociación Religiosa funciona ‘en libertad’ siendo los garantes de este régimen de libertades los Estatutos y las Reglamentaciones Internas existentes, aprobados en Asamblea.

 

Si bien nuestra Asociación se mantiene absolutamente desligada de cualquier asociación o partido político, no por ello aprobamos, ni realizamos , ni toleramos, las discriminaciones por motivos de ideología política o social (siempre que dichas ideologías políticas/sociales no atenten contra los Derechos Fundamentales del Ser Humano y de los Animales), sexuales (ni por orientación sexual ni por genero) por motivos étnicos o raciales ni por motivos profesionales o económicos, ya sea para acceder a los rangos internos o para cualquier otra causa. 

 

Los Druidas de la Asociación Religiosa Druida Fintan sienten repulsión ante la injusticia  y la profunda maldad que dichos comportamientos conllevan. Cualquier persona que dentro de la asociación evidenciara estas actitudes sería expulsada y si deseara ingresar sería rechazada ya que las mismas no son adecuados a un verdadero creyente Druídico y no tienen cabida en nuestra Asociación que pretende ser fraternal y defensora a ultranza de la Ética Druídica; lo que comporta la propia defensa de la Declaración Fundamental de los Derechos Humanos y de los Derechos de los Animales que como Druidas Panteístas ampliamos a toda existencia, ya que consideramos que toda existencia es Sagrada.  

 

Siguiendo esta línea de actuación, se han establecido una serie de incompatibilidades con la pertenencia a nuestra Asociación. Incompatibilidades que no pretenden ser discriminatorias sino coherentes con los principios básicos de la Religión que dicen profesar. 

 

La Asociación Religiosa Druida Fintan está estructurada en 2 ámbitos de funcionamiento.

 

El Civil, propio de la Asociación Religiosa que tiene a su cargo la regulación, el ingreso y el soporte de los creyentes en tanto que miembros numerarios y el establecimiento de colaboraciones y acuerdos (de ámbito civil).

 

El Religioso, dirigido por la Orden Druida Fintan (que es el núcleo de nuestra Asociación) y bajo la cual se desarrollan los aspectos propios e inherentes al Druidismo de Fintan, la formación e iniciación sacerdotal Druida, la estructuración de las Iala (gorseddau), el establecimiento del funcionamiento de los cargos y órganos religiosos para su gobierno y las relaciones exteriores e interiores con otras Ordenes Religiosas (dentro del ámbito religioso).     

   

Todos nuestros socios tiene derecho a:  

 

1) Recibir la formación básica  como creyente que le permita realizar los ritos religiosos familiares y domésticos.

 

2) La asistencia a los Ritos públicos  de observancia para todo creyente.

 

3) La asistencia de un sacerdote  o sacerdotisa druida en ritos de paso familiares (Iniciación a la vida, uniones, divorcios, exequias fúnebres).

 

4) A que un Sacerdote o Sacerdotisa druida  resuelva  sus dudas  en relación a  preparación de sus ritos familiares y domésticos,  creencias, liturgia y cualquier aspecto del ámbito religioso Druídico.

 

5) Asistencia espiritual  cuando se necesite.

 

6) Si así lo desean, los socios podrán solicitar su ingreso en los Colegios Druídicos encargados del Sacerdocio para recibir su iniciación como Druida.

 

Es uno de nuestros principales objetivos el garantizar a todo Credimaros (creyente) que pueda vivir la Religión Druídica cumpliendo con sus compromisos (rituales incluidos) con garantías de estar practicando, de forma correcta, el Druidismo. Es por ello que se realiza la formación básica que permita a los asociados obtener los conocimientos esenciales de la fe.

 

Toda persona que desee ingresar en la Asociación deberá cumplir los siguientes requisitos:

 

1) Ser mayor de edad

 

2) Sentirse seria y profundamente creyente druídico

 

3) Residir en el Estado Español

 

y cumplir con el Artículo 5 de nuestra Reglamentación interna donde se establecen las incompatibilidades con el ingreso o pertenencia a la Asociación Religiosa Druida Fintan:

 

1) El estar adscrito de manera voluntaria (estar conforme) y ser miembro activo de otra religión o  movimiento espiritual  organizado NO DRUÍDICO (sea católico, protestante, islámico, budista, pagano o esotérico) independientemente de si están reconocidos socialmente o no.

 

2) Cualquier miembro en activo de Asociaciones de base Espiritual y Mística o Escuelas Hermetistas de Conocimiento o  Sociedades Filosóficas NO DRUÍDICAS, que mantengan visiones propias y alejadas de nuestras particulares concepciones Druídicas en conceptos teológicos, cosmogónicos, vitalistas, etc aunque se manifiesten como No Religiosas y acepten miembros de cualquier confesión. Esta incompatibilidad se establece no por fundamentalismo sino por una pura cuestión de coherencia y de respeto a las Tradiciones que todo comportamiento serio y veraz debería llevar asociado.

 

3) Cualquier persona que se dedique a la caza como actividad lúdica o deportiva.

 

4) Cualquier persona que se manifieste en contra de los Derechos Fundamentales del Ser Humano, manteniendo o haciendo proselitismo de posturas racistas, xenófobas, machistas o de cualquier otro tipo que fomenten la desigualdad y la vejación.

 

5) Cualquier persona que se manifieste o actúe en contra de los Derechos Fundamentales de los Animales, manteniendo en su vida o haciendo proselitismo de posturas que vulneren dichos derechos.

 

6) Cualquier persona que vulnere con su palabra o con sus actuaciones la protección debida al entorno natural y el respeto que todo creyente Druídico debe mostrar a nuestra Madre Tierra.

 

7) Cualquier persona que vulnere con su palabra o con sus actuaciones la veneración y el honor debido a sus antepasados y familiares y a los ancestros del pueblo Celta, a sus Dioses a sus Costumbres y a sus Raíces.

 

8) Cualquier persona que aproveche o quiera aprovechar su pertenencia a la Asociación a favor de cualquier partido político o grupo de presión quebrando así la independencia que dicha Asociación mantiene.